top of page

Sé que debo hacer, Sé que debo comer, Sé que me hace bien e igual NO lo hago




En mis consultas esta es una frase recurrente. Según la evidencia el hecho de saber algo no implica que cambiemos. Así sea tan contundente como que fumar te va a matar de un cáncer, puede esta información no ser suficiente.

Si tienes hijos te podrás haber dado cuenta que no sirve mucho decirle de manera repetida que tiene que comer brócoli, que tiene que comer papaya, pescado y aguacate y que estos alimentos son buenísimos, si lo que tú comes en tu día a día no se parece a eso. No quiere decir que no puedas comerte una hamburguesa, lo que quiero decir, es que los niños aprenden mucho más del ejemplo y la repetición positiva, que de lo que decimos. Esto entonces es análogo a lo que estaba yo diciendo. “Ni el miedo ni los consejos son buenas motivaciones para cambiar. Saber la teoría, no cambia necesariamente una conducta. Hay algo que tiene que calar más profundo.

NO logras hacer lo que ya sabes que te hace bien, porque existe un saboteador. Existen muchas veces dos voces: “quiero adelgazar” pero “que rico comerme esa hamburguesa. Las dos voces son tuyas, y entra entonces la disyuntiva, la confusión y posiblemente la dieta yoyo (de subir y bajar de peso, bajar y luego subir). Yo para mis consultas espero siempre que la iniciativa (de buscarme) venga de ellos, eso implica que de alguna manera están buscando un posible cambio así no lo sepan o no lo digan directamente. Luego el poder de escuchar me brinda herramientas para saber precisamente cuál puede ser la motivación real de esa persona para “bajar de peso” “sentirse menos inflamado” “tener menos distensión abdominal” etc. Esa motivación al yo parafrasearla, puede lograr desatar entonces un verdadero impulso e intención de cambio pues la idea y la motivación no viene de mí. Es exclusiva de la persona y eso es lo que tal vez funcione luego como mantra que se repita para perdurar en el cambio, la motivación personal, la intención oculta. Entonces una vez se establece, puede fortalecerse y crecer esa intención, para que así sea poderosa y pase nuestra mente de tener una idea de querer un cambio a una mayor convicción que conlleva a unas acciones concretas.


Comentarios


bottom of page